Herodías


SU NOMBRE (LA VERSIÓN FEMENINA DE HERODES)
SIGNIFICA
«Heroica»

SU CARÁCTER:
Era una mujer orgullosa que utilizaba a su hija para manipular a su marido, de modo que él hiciera lo que ella quería. Actuó con arrogancia de principio a fin, con una absoluta falta de respeto por las leyes de la tierra en la que
estaba.

SU VERGÜENZA:
Ser reprendida por un profeta advenedizo por haber dejado a su marido, Felipe, para casarse con su medio hermano Herodes Antipas.

SU TRIUNFO:
Que su plan para asesinar a su enemigo, Juan el Bautista, diera
resultado.

ESCRITURAS CLAVE: Mateo 14:3–12; Marcos 6:14–29; Lucas 3:19–20; 9:7–9

HISTORIA:

Como otra de las mujeres malas que se habla en la Biblia, Herodías tenía una accidentada carrera cuando se trataba de matrimonio. Se había casado con su tío, Herodes Felipe; pero cuando su hermano Herodes Antipas visitó a la pareja en Roma, sedujo a Herodías para que dejase a su esposo y se casase con él. La posición de Herodes Antipas como tetrarca de Galilea y Perea era próxima a la de un rey, así que ella mejoró su propia carrera yéndose con él. Parece que no importaba la condena de la Escritura a tal tipo de relación (Levítico 18:16).

Pero cuando Juan el Bautista le dijo a Herodes que el matrimonio no era legítimo, la situación matrimonial de Herodías de repente se volvió algo muy importante. No era que Herodías quisiera arreglarla; simplemente quería librarse de un crítico. Pero Herodes no (Marcos 6:19-20).

Por tanto, la manipuladora Herodías hizo que su hija del primer esposo - que no es identificada en la Escritura pero es conocida por la Historia como Salomé- bailase una danza erótica para Herodes. Agradado, Herodes ofreció a la muchacha cualquier cosa que ella pidiera. Lo que ella pidió fue lo que su madre quería: la cabeza de Juan el Bautista.


LA PROMESA QUE RECIBE

Aunque nos parezca negativa, la única lección que sacamos de Herodías es que el pecado nos devorará; y esa es una promesa. Si el pecado siempre encuentra una manera de introducirse en nuestra vida, a la larga nos consumirá. Existe una sola forma de evadirlo: abandonar el pecado y arrepentirnos. 

Encontraremos así el perdón y una nueva vida en Cristo. Él promete perdonar hasta los pecados más groseros, el estilo de vida más depravado, las conductas más licenciosas. Es posible que aun así tengamos que enfrentar las consecuencias de nuestros pecados, pero ya no tendremos que temer ser juzgados por ellos. Con Cristo como nuestro mediador, llegaremos a volvernos tan limpios como si nunca hubiéramos pecado.


PROMESAS EN LAS ESCRITURAS PARA TI

Finalmente te confesé todos mis pecados
    y ya no intenté ocultar mi culpa.
Me dije: «Le confesaré mis rebeliones al Señor»,
    ¡y tú me perdonaste! Toda mi culpa desapareció.
-SALMOS 32:5

10 No nos castiga por todos nuestros pecados;
    no nos trata con la severidad que merecemos.
11 Pues su amor inagotable hacia los que le temen
    es tan inmenso como la altura de los cielos sobre la tierra.
12 Llevó nuestros pecados tan lejos de nosotros
    como está el oriente del occidente.
-SALMOS 103:10-12

18 »Vengan ahora. Vamos a resolver este asunto
    —dice el Señor—.
Aunque sus pecados sean como la escarlata,
    yo los haré tan blancos como la nieve.
Aunque sean rojos como el carmesí,
    yo los haré tan blancos como la lana.
-ISAÍAS 1:18



REFLEXIÓN


Cuando la gente dice que el modo en que uno use su sexualidad no importa o que el divorcio realmente está bien, recuerda a Herodías.
Una vida fiel delante de Dios se construye día a día, pieza a pieza. Cuando somos fieles en las cosas más básicas - como nuestro compromiso matrimonial - construimos una buena vida.

Dele gracias a Dios porque él nos da oportunidades de arrepentirnos y volver a él y por los hombres y mujeres con los que se ha cruzado en la vida que tuvieron el coraje de decirle la verdad.
Confiesele cualquier tendencia a responder poniéndose a la defensiva ante las críticas constructivas y pídale a Dios que le dé gracia para responder con
humildad ante la corrección.

Para ver su vídeo →

Publicar un comentario

Mi Instagram

Copyright © ✿MUJERES DE LA BIBLIA. Made with by OddThemes