La adivina de Endor


SU CARÁCTER:
Le mostró compasión a Saúl en la víspera de su muerte y ejerció su poder al actuar como médium.

SU DOLOR:
Haberle entregado un mensaje sin esperanza al rey de Israel

ESCRITURA CLAVE: 1 Samuel 28:3–25

LA PROMESA QUE RECIBE
De una manera tal vez ambigua, la mujer de Endor nos revela nuestra necesidad de confiar en Dios. Como seres humanos, muchos de nosotros nos parecíamos a Saúl: estábamos temerosos del futuro, apartados de nuestros seres queridos y de Dios, dispuestos a recurrir a cualquier lugar en busca de ayuda. Sin embargo, Dios es nuestra única fuente verdadera de ayuda y consuelo. Prometió guiarnos, orientarnos y planear nuestros pasos. No promete revelarnos el futuro, pero sí promete acompañarnos cuando avanzamos hacia él.


PROMESAS EN LAS ESCRITURAS PARA TI


19 Oh pueblo de Sión, que vives en Jerusalén,
    ya no llorarás más.
Él será compasivo si le pides ayuda;
    sin ninguna duda, él responderá a los clamores.
20 Aunque el Señor te dio a comer adversidad
    y a beber sufrimiento,
él seguirá contigo a fin de enseñarte;
    verás a tu maestro con tus propios ojos.
21 Tus oídos lo escucharán.
    Detrás de ti, una voz dirá:
«Este es el camino por el que debes ir»,
    ya sea a la derecha o a la izquierda.

-ISAÍAS 30:19-21


 3 Con esta noticia, fortalezcan a los que tienen cansadas las manos,
    y animen a los que tienen débiles las rodillas.
Digan a los de corazón temeroso:
    «Sean fuertes y no teman,
porque su Dios viene para destruir a sus enemigos;
    viene para salvarlos».

-ISAÍAS 35: 3-4


Un gran camino atravesará esa tierra, antes vacía;
    se le dará el nombre de Carretera de la Santidad.
Los de mente malvada nunca viajarán por ella.
    Será solamente para quienes anden por los caminos de Dios;
    los necios nunca andarán por ella.
Los leones no acecharán por esa ruta,
    ni ninguna otra bestia feroz.
No habrá ningún otro peligro;
    solo los redimidos andarán por ella.

-ISAÍAS 35:8-9


16 Esto dice el Señor:
«Deténganse en el cruce y miren a su alrededor;
pregunten por el camino antiguo, el camino justo, y anden en él.
Vayan por esa senda y encontrarán descanso para el alma.
Pero ustedes responden: “¡No, ese no es el camino que queremos!”.

-JEREMÍAS 6:16

REFLEXIÓN

Leyendo las Escrituras, vemos que la Palabra de Dios prohíbe todo tipo de adivinación (Deuteronomio 18:9-12). Si Dios no estaba molesto con Saúl antes de que él visitara a una adivina, ciertamente estaban mal después de la cita con la adivina. Una verdadera confianza en Dios y los ocultos intentos de echar un vistazo al futuro no son buenos compañeros.

A algunas personas les gusta juguetear con el ocultismo - o al menos hacer de la vista gorda con ello -, ignorando los peligros de los que Dios nos advierte. Esta adivina no llevaba un sombrero negro y puntiagudo ni tenía arañas como mascotas; ella era más peligrosa que ningún disfraz de Halloween.
Lo que hizo desmoralizó totalmente al rey y probablemente contribuyó con su caída.
Cuando Dios no nos dice algo, tiene una razón para ello.
No busques conocimiento oculto; simplemente confíe en Dios y espere.


Dele gracias a Dios porque él nos protege del mal y porque él no se esconde de los que lo aman y lo siguen.
Confiesele todo trato que haya tenido con el ocultismo mediante uso de cartas de tarot, consultas a horóscopos, visitas a adivinos, lectura de libros de ocultismo.
Pídale a Dios que la limpie y la libere de cualquier efecto nocivo de dicho contacto con el ocultismo, ya que un verdadero cristiano no consulta con ellas.


Para ver su vídeo →

Publicar un comentario

Mi Instagram

Copyright © ✿MUJERES DE LA BIBLIA. Made with by OddThemes